Gamificación ABJ

El aprendizaje basado en juego (ABJ) es una metodología que utiliza dinámicas, elementos y mecánicas de juego en los procesos y actividades formativas el ámbito profesional, con el fin de conseguir mejores resultados.
J3=A+M+M

La fórmula secreta de la motivación 

Jugar para Aprender, Jugar para Motivar y Jugar para Modificar conductas.

Qué ofrece ABJ frente a la formación tradicional

¿Por qué aprendizaje basado en juego?

Role Play

roleplay ABJ

El aprendizaje basado en juego (ABJ) se destaca como una metodología eficaz y menos estresante en comparación con las dinámicas de roleplay, especialmente importante en la formación de fuerzas de ventas. Esta técnica reduce la ansiedad y el rechazo, promoviendo una participación activa y creativa. A diferencia del roleplay, que puede intimidar a algunos participantes, el ABJ fomenta un ambiente lúdico y relajado que estimula el pensamiento innovador. Sin embargo, es crucial reconocer la importancia de las actividades de roleplay en la capacitación de equipos de ventas, ya que proporcionan experiencias prácticas esenciales para el manejo de situaciones reales de venta y negociación, permitiendo así una preparación más completa y efectiva.

Manejo de objeciones

objeciones ABJ

El aprendizaje basado en juego sobresale en el desarrollo de habilidades de comunicación y argumentación para manejar objeciones, comparado con métodos tradicionales. Esta técnica convierte el aprendizaje en una experiencia más interactiva, incentivando la participación activa. Los participantes practican habilidades de comunicación y argumentación en escenarios simulados y seguros, fomentando la retención de información, creatividad y pensamiento crítico. A diferencia de las metodologías convencionales, el ABJ crea un entorno de aprendizaje dinámico y participativo, mejorando la eficacia en el manejo de objeciones.

Casos clínicos y manejo de pacientes

La implementación de metodologías de Aprendizaje Basado en Juegos (ABJ) en sesiones clínicas ofrece una forma innovadora y eficaz de involucrar a los profesionales sanitarios en la formación. A través de esta técnica, se presentan conceptos y situaciones clínicas en un formato interactivo y lúdico, lo que fomenta una mayor participación y compromiso. Los profesionales sanitarios, acostumbrados a formatos de formación más tradicionales, suelen agradecer y responder positivamente a estos enfoques novedosos. Al participar en juegos diseñados específicamente para simular desafíos clínicos reales, no solo mejoran su comprensión y habilidades prácticas, sino que también disfrutan de una experiencia de aprendizaje más dinámica y estimulante, lo que contribuye a un ambiente educativo más enriquecedor y eficiente.

Reuniones científicas

reuniones ABJ

La introducción de metodologías de Aprendizaje Basado en Juegos (ABJ) en Reuniones de Consenso o Advisory Boards representa un enfoque revolucionario y efectivo para aumentar la participación y el compromiso de los profesionales en el ámbito científico. Al transformar las sesiones convencionales en experiencias interactivas y atractivas, esta técnica permite abordar debates y temas científicos importantes de una manera lúdica y dinámica. Es especialmente valorada por los expertos acostumbrados a formatos más tradicionales, ya que ofrece una nueva perspectiva para la discusión y el análisis colaborativo. En estas Reuniones de Consenso o Advisory Boards basadas en ABJ, los participantes se sumergen más profundamente en los temas tratados, fomentando la creatividad, el pensamiento crítico y la colaboración efectiva. Este enfoque no solo mejora la calidad del consenso y las decisiones tomadas, sino que también enriquece la experiencia de aprendizaje y garantiza una mayor retención de conocimientos y su aplicación práctica en sus respectivas áreas de especialización.

Evaluación de conocimiento

evaluaciones ABJ

El aprendizaje basado en juego representa una metodología innovadora en la evaluación del conocimiento, ofreciendo ventajas significativas frente a los exámenes tradicionales. Esta técnica reduce notablemente el nivel de estrés asociado con la evaluación, ya que los participantes se involucran en actividades lúdicas en lugar de enfrentarse a pruebas convencionales bajo presión. Al transformar la evaluación en una experiencia más atractiva y dinámica, no solo se fomenta una mayor motivación entre los aprendices, sino que también se facilita una medición más precisa y holística de su comprensión y habilidades. El aprendizaje basado en juego permite evaluar de manera más efectiva y menos intimidante, haciendo que el proceso sea tanto educativo como estimulante.