Aprendizaje basado en juego

“Si quieres trabajadores creativos, dales tiempo suficiente para jugar”.

John Cleese, escritor y actor.

¿Quién dijo que aprender tiene que ser aburrido? Obtén más rendimiento de tus acciones formativas.

Usar técnicas, elementos y dinámicas propias de los juegos y el ocio en actividades no recreativas ayuda a potenciar la motivación, a desarrollar habilidades, a mejorar la productividad y a activar el aprendizaje. Saca lo mejor de las personas.

Convierte a tu equipo en el más motivado e implicado.

Escape room a la carta, juegos de mesa con contenido científico, pensamiento visual, competiciones por equipos…

¿Para qué jugamos?

Jugar para aprender

El juego es una actividad idónea para adquirir conocimientos y reforzarlos. Convierte en atractivos los contenidos más áridos.

Jugar para motivar

El juego consigue despertar interés, mantener la atención o mejorar la retención. Recordamos mejor lo que aprendemos jugando.

Jugar para modificar conductas

Al cambiar el contexto de la sesión y establecer unas reglas diferentes a las reales, los participantes se relajan y los roles se difuminan.

No todo es tecnología.

¿Cómo lo hacemos?

Z
Planeamos la sesión apropiada para el número de participantes, la duración, el espacio y el presupuesto disponibles.
Z
Incorporamos los objetivos de aprendizaje y las habilidades que quieres potenciar a la mecánica y las reglas del taller.
Z
Adaptamos el contenido teórico a la narrativa y los retos del juego.
Z
Diseñamos los materiales: cartas, tableros, dados, personajes, decoración…

¿Con qué efectos?

Z
Resolución de conflictos.
Z
Escucha activa y comunicación eficaz.
Z
Cooperación.
Z
Estrategia.
Z
Creatividad.
Z
Trabajo bajo presión.

¿Quieres dejar de hacer siempre lo mismo para tu equipo?

En Inneva Pharma diseñaremos la acción más divertida y eficaz. ¿A qué esperas para lanzar los dados?
Share This