La tecnología nos acerca y el juego humaniza nuestras relaciones. En la vuelta al trabajo, tecnología y juego son la combinación perfecta.

La vuelta al trabajo este año es diferente. Todo en este 2020 es distinto: las vacaciones han sido rarunas y septiembre no se parece a los septiembres anteriores. Algunas personas siguen teletrabajando y no han disfrutado esos momentos de llegada a la oficina presumiendo de moreno y compartiendo chascarrillos con todo el departamento.

La vuelta al trabajo necesita este año una dosis extra de ilusión. Además, con toda la precaución en forma de mamparas, geles y mascarillas. Pero sobre todo, con la incertidumbre que plantea el nuevo escenario en que nos movemos desde que se declaró la pandemia, y con la convicción de que esta recta final de año va a ser determinante. Crucial para enderezar unas cuentas de resultados mermadas y para asentar bien los cambios a los que nos ha obligado la nueva situación. ¡Hay que darlo todo!

Tecnología y juego para volver

La tecnología -gracias a ella hemos sobrevivido estos meses- es nuestra gran aliada. Nos permite seguir realizando proyectos y mantener el contacto entre compañeros, con los clientes y los proveedores. Pero tenemos que reconocer, al menos cuando llevamos muchas horas delante de la pantalla, que es fría.

Por eso estamos convencidos, en tiempos de pandemia más que nunca, de que el juego la humaniza. Con un reto lúdico por delante todo es más motivador. Y lo decimos después de que hayamos vivido cómo las risas tapaban el sonido del teclado y los zumbidos de las videollamadas en este arranque de septiembre.

tecnología y juego escape room virtual

No es lo mismo volver que volver con ilusión. Lo hemos visto estos días en que en Inneva Pharma hemos llevado a cabo varias sesiones gamificadas en distintas empresas para la vuelta al trabajo y el arranque de ciclo. Unas dinámicas muy chulas que hemos estado preparando con mimo este verano, y en las que teníamos puestas muchas ilusiones. Porque los empleados han aterrizado en un ambiente de equipo y de cargar pilas. Han conectado de lleno, pero de una forma amigable, con los proyectos que se traerán entre manos las próximas semanas.

Por ejemplo, en una escape room virtual que hemos hecho, los empleados de una empresa farmacéutica han podido intervenir en una discusión médica, comparar los resultados de distintos estudios clínicos, trabajar con los materiales de promoción, buscar errores en gráficos de evidencia de un fármaco, reconocer perfiles de clientes o practicar argumentos y rebatir objeciones. Todo ello jugando en equipo contra el reloj, en una sesión online.

tecnología y juego Inneva Pharma

En otra dinámica, hemos embarcado a los profesionales en una misión interestelar. Han puesto a prueba los conocimientos que necesitan en el próximo proyecto, con el reto lúdico de arreglar un transbordador espacial. ¿Quién dijo que aprender tiene que ser aburrido?

Con una buena gamificación, el retorno al trabajo es más llevadero. En tiempos de distancias obligadas, tecnología y juego son más necesarios que nunca. ¡Hagan juego señores!

Más sobre tecnología y juego

Share This